Accidentes de ciclistas

Las bicicletas son un medio de transporte para el 1% de todos los viajes que se realizan en el país, como medio de transporte para decenas de millones de personas cada año.

Sin embargo, en 2015, los accidentes de ciclistas en Estados Unidos se cobraron un total de 818 muertes en colisiones con vehículos motorizados, según datos del Departamento de Transporte. Esta cifra representa un aumento sustancial del 13% respecto a 2014, y el mayor número de muertes ciclistas desde 1995.

Las muertes por  accidentes de tráfico con ciclistas son el 2% de las muertes totales en accidentes, pero aún así, es una cifra escalofriante. Mueren casi 3 ciclistas cada día en algún lugar de América.

El 88% por ciento de estas muertes en 2015 (612 personas) fueron hombres de edades a partir de los 20 años de edad.

Otro dato importante es el siguiente:

  • El 54% de las muertes (540 personas) no llevaba casco

Paralelamente, hubo reportes por 45,000 lesiones de ciclistas en accidentes. Esta cifra sólo incluye los accidentes y lesiones reportados por la policía. Sin embargo, los datos de los hospitales muestran que la realidad es muy superior, se estima que hasta 10 veces esa cifra (hasta 500,000 personas atendidas por accidentes de ciclistas, de los cuales más de la mitad son menores de 16 años).

El coste total de lesiones y muertes de ciclistas se valora en más de $4 billones al año.

Accidentes de ciclistas en California

En 2015, murieron en las carreteras californianas un total de 129 ciclistas. Es el segundo Estado en el ranking, después de Florida (139) por número de muertes. Dos Estados (Rhode Island y Vermont) no reportaron muertes ese año, en comparación. Mientras en el global del país los accidentes de ciclistas son el 2% del total, en California son casi el 4% del total.

No obstante, California ocupa el puesto #8 en el ranking de Estados más preparados para bicicletas, de acuerdo con las puntuaciones establecidas por la Liga de Ciclistas Americanos. California fue el primer estado en pasar una ley para el uso del casco obligatorio para menores de 18 años.

Causas de accidentes de ciclistas

Los accidentes y muertes de ciclistas se concentran en los meses de buen tiempo, de junio a septiembre. El 50% de los accidentes ocurren entre las 3 pm y medianoche.

Respecto a los tipos de accidente, el más común es la colisión con coche (34.9%) seguido de la caída (20.5%). La carretera en mal estado es responsable, al igual que las distracciones, de un 15.7% de los accidentes respectivamente (ver gráfico).

El 70% de los accidentes de ciclistas ocurre en zonas urbanas, por el contrario el 30% tiene lugar en zonas rurales.

Así, la mayoría de reclamaciones por daños y perjuicios personales después de accidentes con ciclistas involucrados más frecuentes son con estos tipos de accidentes:

  • Coche o motocicleta impactando a un ciclista por detrás o el lateral
  • Coche o motocicleta girando a la derecha por delante de un ciclista
  • Coche o motocicleta girando a la izquierda delante de un ciclista que se acerca en sentido contrario
  • Avería mecánica o mal funcionamiento piezas bicicleta
  • Mal estado de la carretera, el carril bici o los elementos de seguridad

Lesiones en accidentes de ciclistas

Hay algunos factores que influyen y afectan el tipo de lesiones sufridas por accidentes de ciclistas:

  • El tipo de impacto y la dirección
  • Las protecciones del ciclista
  • La velocidad
  • El tipo de vehículo de motor implicado
  • Las condiciones de la carretera

En la mayoría de las muertes ciclistas, las lesiones más graves son a la cabeza, destacando la importancia de usar un casco de bicicleta. Se ha estimado que el uso del casco reduce las probabilidades de lesiones en la cabeza en un 50% y las probabilidades de lesiones en la cabeza, la cara o el cuello en un 33%.

De acuerdo con la AAFP, las lesiones más frecuentes son:

  • Lesiones en la cabeza: son las lesiones donde más importante es la prevención y el uso de casco protector, de lo contrario, la cabeza es el amortiguador y el lugar donde puede impactar una colisión directamente. Las lesiones incluyen fractura de cráneo, contusión cerebral, traumatismo craneal y hemorragia, y son de larga recuperación.
    • Lesiones en la cabeza son las más frecuentes (hasta el 47%).
    • Las lesiones cerebrales pueden tener consecuencias de por vida: pérdida de facultades, parálisis, incapacitación, coma o incluso muerte.
  • Lesiones en el rostro: contusiones, fracturas faciales, cortes y cicatrices, quemaduras o abrasiones, fracturas dentales o debris en los ojos, o incluso pérdida de un ojo o de visión, son lesiones habituales, de alto coste médico de reparación y que dejan marcas para siempre.
  • Lesiones musculares y óseas: un ciclista suele salir despedido de la bicicleta en un impacto, y puede golpearse en la espalda o las extremidades al caer. Estas lesiones, de vértebra, columna, discales o de terminaciones nerviosas, pueden ser demoledoras y de larga y complicada recuperación. Casi cualquier fractura de hueso requiere tiempo de recuperación y en algunos casos no se puede trabajar.
  • Lesiones en el pecho y el abdomen: incluyen fracturas de costillas, y daño en los pulmones o perforación. Respecto al abdomen, se puede sufrir ruptura de órgano, contusión renal, perforación vascular o incluso hernia traumática.
  • Lesiones pélvicas: estas suelen ocasionarse debido a la caída o la posición del ciclista en el asiento durante el accidente. Incluyen trauma en la uretra/vulva, trauma rectal y fracturas pélvicas.
  • Lesiones de piel y tejidos: abrasiones, quemaduras por el contacto con el asfalto caliente o la carretera en mal estado, laceraciones y contusiones varias, son muy frecuentes en ciclistas y suelen dejar cicatrices.

En caso de accidente de ciclista

Lo más importante es mantener la calma y documentar lo que ha pasado. Si va a presentar una reclamación personal por daños y perjuicios, necesitará todos los detalles posibles y documentación adicional, tanto si ha sufrido usted el accidente como si es un familiar ciclista quien se ha visto accidentado o ha perdido la vida en un trágico accidente.

Lo primero es buscar un lugar seguro en la carretera y contactar con la atención médica. Si ha sufrido lesiones, deben ser tratadas. Dependiendo de las heridas, puede llamar al 911 directamente o tendrá que ir a un hospital.

A continuación, tratar con la policía. El reporte policial es un documento importante para cualquier futura reclamación. La policía también puede mediar entre usted y la otra parte involucrada en el accidente. Debe esperar a que la policía llegue al lugar, y compartir con ellos su versión de los hechos.

Si hay algún testigo, recoja sus datos personales para contactarlos más adelante o invite a que hablen con la policía. Luego, documente todo: hechos, lesiones, circunstancias, información de la otra parte involucrada en el accidente. Guarde toda evidencia y tome fotografías.

Llegado a ese punto, es hora de contactar con un abogado profesional experto en reclamaciones por daños y perjuicios en accidentes. Necesitará un abogado para conocer sus derechos y obligaciones. El abogado de accidentes sabrá establecer la culpa (que puede ser compartida), negociará con la otra parte y con las compañías aseguradoras y encontrará la forma de recibir una compensación justa por usted, y usted podrá dedicarse a la recuperación y a volver al trabajo cuanto antes.

La compensación justa debería incluir gastos médicos (tratamiento, hospitalización, rehabilitación), gastos  materiales, salarios perdidos por no poder trabajar o estar de baja médica, daños emocionales, etc. Si no se puede llegar a un acuerdo satisfactorio entre las partes, el abogado puede llevar el caso a una corte de justicia y luchar por sus derechos como accidentado.